Llama al 93 444 20 20 | ana@musto.es - Envía WhatApps 6666 2 6666

Como abrir una puerta sin llave

Como abrir una puerta

Utilización de una llave de impacto

1
Abrir una cerradura de bombillo con una llave de golpe. El bumping es una técnica de apertura de cerraduras rápida y sencilla que resulta útil en el caso de tener que abrir una puerta que ha estado cerrada durante mucho tiempo (por ejemplo, de una casa sin uso en una propiedad familiar), o si necesitas entrar en la casa de un pariente anciano para asegurarte de que está bien[1].

Golpear una cerradura requiere cierta práctica y, sobre todo en el caso de las cerraduras más baratas, puede dañar la cerradura, así que no la utilices sin una buena razón.

2
Adquiere una llave de golpe

Una llave de golpeo es una llave que encaja en la cerradura que quieres golpear, pero que no la abre de por sí. Siempre que la llave encaje en la cerradura, puede convertirse en una llave bump limando cada corte hasta la menor profundidad aceptable.

La mayoría de los cerrajeros de renombre no le harán una llave de impacto, pero a veces puede encontrarlas en Internet. Para hacer una tú mismo, necesitarás herramientas para trabajar el metal y algo de paciencia.

Como abrir una puerta

Como abrir una puerta

3
Introduce la llave de impacto en la cerradura hasta el último pasador. Las cerraduras de bulto están hechas de un segmento redondo que gira una vez que los pasadores del interior se alinean y ya no bloquean su movimiento. Cada suave chasquido que sientes al empujar una llave en una cerradura es un pasador que se levanta por un diente de la cerradura y luego cae sobre el corte que hay debajo. Empuje su llave de golpe hasta que quede un pasador que no se haya levantado.

4
Golpea y gira la llave bump. Utiliza un pequeño mazo de goma o un objeto similar para golpear con fuerza la llave bump y gírala inmediatamente después. Como los pitones del interior de la cerradura están en dos secciones, este movimiento de golpeo transfiere la fuerza a las secciones inferiores (que descansan dentro del bombín), que a su vez la transfiere a las secciones superiores (que impiden que el bombín se mueva). Si todas las secciones superiores del pasador se levantan de esta manera, la cerradura podrá girar.
Es posible que se necesiten varios intentos para conseguir la sincronización correcta, por lo que hay que seguir intentándolo hasta que se consiga.

Método 2
Utilizando un juego de ganzúas

1
Abre una cerradura con un juego de ganzúas de tensión. Esta es una habilidad especializada que requiere mucha práctica y que normalmente solo se enseña a los cerrajeros de buena fe. La venta de juegos de ganzúas está igualmente restringida a personas con las credenciales adecuadas, pero con algo de creatividad, puedes aproximarte a esta herramienta por tu cuenta.
2
Fabrique sus herramientas. Para cerraduras débiles, un par de clips debería funcionar; las cerraduras más difíciles podrían requerir horquillas, pinzas de alambre y un par de alicates. La clave es utilizar un metal lo suficientemente firme para tu ganzúa y tu llave de tensión, los dos componentes de la herramienta.

El acero para muelles es el mejor material que se puede utilizar porque no se agrieta tan fácilmente y se puede hacer con una lima. Puedes obtenerlo de las hojas de sierra para metales. Tenga en cuenta el grosor de la hoja porque esto restringirá el tamaño de las cerraduras en las que podrá entrar su ganzúa.
La llave de tensión está hecha en forma de «L» y se utiliza para aplicar tensión a la parte inferior de la cerradura. Puede hacerla consiguiendo una llave Allen y limándola para aplanarla.
La ganzúa propiamente dicha está hecha con una pata mucho más corta, como una «r» minúscula. Se utiliza para empujar los pasadores fuera del bombín para que pueda girar.

Cómo abrir una cerradura sin llave

Cómo abrir una cerradura sin llave

3
Inserte la llave de tensión. Apriétala a lo largo de la parte inferior de la cerradura, y aplica una tensión constante sobre ella todo el tiempo mientras trabajas con la ganzúa. Si no lo haces, tardarás más tiempo y puede que tengas que volver a empezar.

Si no está del todo seguro de en qué dirección debe girar la llave de tensión, introdúzcala en la cerradura y gírela en un sentido. Saque la ganzúa rápidamente mientras escucha atentamente la cerradura. Cuando gire en la dirección correcta, oirá realmente cómo caen los pitones.

4
Introduzca la ganzúa por encima de la llave. Utilice la pata de la ganzúa para encontrar y empujar cada pasador hacia arriba y fuera del bombín. Una vez que se hayan movido todos los pasadores, la cerradura debería abrirse. Como se ha señalado anteriormente, esta habilidad requiere mucha práctica para dominarla, así que tenga muchas cerraduras de práctica baratas a mano si espera llegar a ser bueno en esto.

Método 3
Usar una llave hexagonal en una puerta interior

1
Abre las puertas interiores con una llave hexagonal. La mayoría de las puertas interiores con cerradura fabricadas en las últimas décadas utilizan un tipo especial de pomo que permite abrir la puerta en caso de que se cierre por accidente. Si el pomo de su puerta interior tiene un pequeño agujero redondo en el centro, se trata de este tipo de pomo[2].
2
Busque o compre un juego de llaves hexagonales. Las llaves hexagonales o «hex», también llamadas «llaves Allen», suelen estar disponibles por menos de lo que cuesta un café de lujo en la mayoría de las ferreterías y tiendas del hogar. Son pequeñas piezas de metal en forma de L que vienen en una variedad de anchos tanto métricos como imperiales.
3
Introduce el extremo largo de una llave hexagonal en el agujero de la manilla. Puede que tengas que probar uno o dos tamaños diferentes para encontrar el correcto, pero suele ser bastante obvio. Es conveniente que quede bastante ajustada, pero no deberías tener que raspar o atascar la llave. Si empujas la llave en línea recta mientras la giras ligeramente hacia adelante y hacia atrás, deberías sentir que se engancha en algo.

 

Introduce el extremo largo de una llave hexagonal en el orificio de la manilla de la puerta. Puede que tengas que probar uno o dos tamaños diferentes para encontrar el correcto, pero suele ser bastante obvio. Es conveniente que quede bastante ajustada, pero no deberías tener que raspar o atascar la llave. Si empujas la llave en línea recta mientras la giras ligeramente hacia adelante y hacia atrás, deberías sentir que se engancha en algo.

4
Gire la llave para abrir la puerta. Una vez que la llave esté encajada en la manilla, un simple giro la desbloqueará. No debería hacer falta mucha fuerza.

Método 4
Usando una tarjeta de crédito

1
Abre una cerradura sencilla con una tarjeta de crédito. Este popular truco funciona cada vez menos en las puertas modernas, pero sigue siendo una forma útil de entrar en tu casa con puertas antiguas, en caso de que te vayas sin las llaves[3].

Las tarjetas laminadas suelen ser las que mejor funcionan. Quieres una tarjeta que sea flexible (como una tarjeta de regalo) y una que no te importe que se dañe. A veces puedes dañar tu tarjeta de crédito lo suficiente como para que deje de funcionar.

2
Coloca la tarjeta de crédito en el lateral de la puerta. Deslice el extremo largo de una tarjeta de crédito entre el marco de la puerta y el lado de cierre de la misma, justo por encima de donde la cerradura entra en el marco.

Incline la tarjeta hacia abajo y sitúela detrás del cerrojo de la cerradura. Asegúrese de que la tarjeta esté perpendicular a la puerta.

Consejos para abrir una puerta cerrada

3
Tire lenta pero firmemente de la tarjeta hacia usted mientras gira la manilla. Si tienes suerte, la tarjeta de crédito se deslizará entre el lado interior biselado del cerrojo y el marco, y podrás empujar el cerrojo hasta sacarlo del marco arrastrando la tarjeta hacia ti. La puerta se abrirá entonces, siempre y cuando mantengas la tarjeta en su lugar entre el cerrojo y el agujero.
Obviamente, este truco no funcionará si el cerrojo ha sido colocado. Los cerrojos no tienen un lado biselado. Afortunadamente, es imposible ajustar el cerrojo desde fuera sin las llaves.

Método 5
Cómo forzar la puerta de un coche

1
Abre la puerta de un coche. Aunque los «slim jims» (herramientas metálicas especializadas para entrar en un coche cerrado) son generalmente ilegales, puedes aproximarte a la herramienta con una percha metálica rígida. Si te has quedado con las llaves puestas en el coche y tienes cerca una tienda o un amigo con perchas, puedes ahorrarte la molestia y la espera de llamar a un cerrajero o a un servicio de asistencia en carretera.
2
Desenreda y endereza la percha. Puedes dejar la sección superior enganchada, pero desenróllala de sí misma en el «cuello» y endereza el resto de la percha, con lo que tendrás una herramienta metálica larga con la punta enganchada.
3
Levante el burlete de la parte inferior de la ventana del lado del conductor. Empuje el extremo de la percha a través del burlete de goma suave y la parte inferior de la ventana. El colgador está ahora dentro de la pared de la puerta[4].
4
Raspe la percha y busque un pestillo. El pestillo no debe estar más que unos centímetros por debajo de la ventana, cerca de donde está la cerradura interior.

5
Engancha y tira del pestillo. Enganche la percha alrededor del pestillo y tire de él hacia la parte trasera del coche. Esto debería desbloquear cualquier puerta de coche cerrada manualmente.
Si tu puerta tiene un mecanismo de desbloqueo eléctrico de botón, también puedes deslizar el extremo recto de la percha hacia abajo desde la parte superior de la ventana en su lugar, y utilizarlo como un dedo para empujar el botón en el interior.

Método 6
Usando la fuerza bruta

1
Patea una puerta. En una situación de emergencia, como si te encuentras con la casa de alguien en llamas o sabes de alguien con una emergencia médica que no puede responder a la puerta, a veces tu única opción es forzar físicamente una puerta para abrirla. Tenga en cuenta que esto estropeará el marco de la puerta, la cerradura y, a menudo, la propia puerta. También es físicamente peligroso comparado con los otros métodos, así que sólo inténtalo si eres razonablemente fuerte y estás en buena forma física.

Colóquese en una posición sólida. Enfrente de la puerta, con los pies separados a la altura de los hombros y las rodillas ligeramente flexionadas. Si puede, apóyese con las manos o los brazos en las paredes, los muebles o cualquier otra cosa que no pueda moverse al empujarla.
Levanta la pierna dominante por la rodilla. Levante la rodilla recta y deje que la parte inferior de la pierna sea arrastrada con ella. Mantén el pie orientado hacia la puerta. No te pongas de lado ni hagas nada extravagante.
Da una patada a la cerradura de la puerta con la parte inferior del pie. Este tipo de patada se llama a veces «patada rápida». Abre la pierna delante de ti de forma que la parte plana del pie golpee la puerta donde se encuentra el mecanismo de cierre.
Es más seguro patear la puerta. Sus pies están diseñados para absorber una gran cantidad de fuerza, y sus zapatos actúan como una armadura adicional. NO golpees la puerta con el hombro; es más probable que te lo disloques que que abras la puerta.
Continúe pateando hasta que la cerradura se separe del marco. Con el tiempo suficiente, esto funcionará en casi cualquier puerta de madera.
Si no empiezas a ver resultados en unos minutos como máximo, puede ser que la puerta o el marco estén reforzados. Descanse y trabaje en períodos alternos para que sus patadas no se debiliten.

LLAME AHORA PARA ABRIR PUERTA SIN LLAVE

Los cerrajeros profesionales de Urgencias24 en Barcelona además de abrir tu puerta, de forma urgente, te asesoran, y revisaran tu cerradura. Los cerrajeros urgentes y baratos de Urgencias24 te pueden ayudar, ya que se trata de un equipo profesional, barato y experto que cuenta con muchos años de experiencia en el mundo de la cerrajería y la apertura de puertas en tu hogar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
× Whatsapp